MR Solutions

La evolución tecnológica

Autor: Edwin Sánchez, BDM en MR Solutions

Repasando las cifras, el mercado de centros de datos se valoró en 20,53 mil millones de dólares en 2019, y se espera que alcance un costo de 27,84 mil millones para 2025, a una tasa de incremento compuesta anual de 4,58% a lo largo del lapso 2020-2025, según los datos de Mordor Intelligence.

Con los estudiosos prediciendo que el aumento de los datos excederá los 170 zettabytes para el año 2025, los centros de datos juegan un papel esencial en el desempeño presente y futuro de esta información. Henley, delegada de operaciones de centros de datos en Google Cloud, dice que hoy el «estado del arte» de los centros de datos busca situar el foco en tecnologías que logren conservar y mejorar la eficiencia, estabilidad, seguridad y la escalabilidad de los mismos.

La industria seguirá viendo que la utilización de tecnologías centrales en los centros de datos está vinculada con la innovación en los sistemas de enfriamiento, sabiduría artificial/aprendizaje automático, fiabilidad de la información y la virtualización. Manejar y regir estas funcionalidades necesita un equipo que tenga capacidades en distintas zonas como tecnología, instalaciones de un centro de datos, estabilidad, logística e ingeniería, asegura.

En la nueva normalidad, los data centers in-house seguirán perdiendo lote, gracias a las inmensas ventajas que tiene el data center as a service (DCaaS).
Asimismo, gracias a la evolución tecnológica, los proveedores de centros de datos permanecen intentando encontrar ofrecer alternativas en las que provean a los consumidores con posibilidades de nube.
Esto, paralelamente, está generando novedosas oportunidades más que nada en servicios gestionados en los data centers, como gestión de aplicaciones, de cargas de trabajo, entre otros servicios involucrados con la nube, primordialmente. Ya que los proveedores poseen la labor de manejar el progreso tecnológico, y en el tamaño que éste se va dando con más rapidez, dicha labor se hace casi imposible de realizar para un comprador final, por lo cual el distribuidor de data center tiene el desafío de lidiar con la rapidez de este avance», explica Daniel Povis, analista senior corporativo de IDC Latin America.

Otra particularidad es que hoy se observa que ciertos proveedores permanecen haciendo un trabajo poderosamente en una oferta de pago por uso, lo cual se sabe como hardware como servicio (HaaS), algo que ha resultado bastante llamativo para diferentes proveedores de servicios de centros de datos.
Cuáles son las proyecciones sobre qué depara el futuro de los centros de datos.

Henley, delegada de Operaciones de centros de datos en Google Cloud: «Los proveedores de nube continuarán enfocándose en maneras de mejorar las tecnologías, potencialmente con la utilización de la ia (inteligencia artificial) y el aprendizaje automático. En los centros de datos de Google, una de las maneras en que usamos el aprendizaje automático es para contribuir a manejar la eficiencia de la energía y utilizándolo hemos observado una reducción del 30 % en el consumo de energía. Con la incorporación del aprendizaje automático y la ia (inteligencia artificial) es viable que se ocupe que quienes trabajen en un centro de datos tengan las capacidades elementales para operar estas tecnologías, construyendo de esta forma una demanda potencial de cierto grupo de capacidades y capacitación de los ayudantes actuales».

«Sin embargo, lo cual definirá a los centros de datos va a ser la conectividad.
Inclusive estamos llegando todavía más lejos con las resoluciones arquitectónicas y de infraestructura con ia (inteligencia artificial), donde ni siquiera hace falta un entendimiento profundo en aquellas materias para lograr aprovecharlas. Para el futuro se espera que proyectos como GPT-3 permitan que los humanos sencillamente describamos con palabras lo cual requerimos y una IA (inteligencia artificial) programe el programa y lo despliegue automáticamente en la nube», concluye.